Abriéndose paso


Una seta rompiendo la primera capa de suelo para asomar al exterior. — Cerdanyola del Vallès, Barcelona. [EXIF]

Sant Miquel


Peguera lleva 50 años abandonado y poco queda ya de sus casas, pero el pueblo no ha muerto: los últimos habitantes y sus familias siguen acudiendo a la iglesia de Sant Miquel a celebrar sus fiestas patronales cada último domingo de julio. — Peguera – Fígols, Barcelona. [EXIF]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies