Sentémonos un rato


El Forat del Vent en un lugar alto (349 m) en la frontera entre Barcelona y Cerdanyola del Vallès, el límite de las comarcas del Barcelonès y el Vallès Occidental. Obviamente hay buenas vistas de ambas comarcas. — Cerdanyola del Vallès, Barcelona. [EXIF]

El reencuentro


Esto ya no son huellas de ningún animal, sino que son los copos de nieve que quedaron atrapados en las ramas de los pinos y finalmente se han reencontrado con sus compañeros de viaje de la nube tras haberse fundido. — Peguera – Fígols, Barcelona. [EXIF]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies