De viaje

De viaje

Al igual que los jinetes le cogen especial cariño a sus cabalgaduras, yo les cojo especial cariño a los coches que me acompañan en las diferentes etapas de mi vida. Hoy hace una semana que mi Mazda ya no está conmigo. Me acompañó con gran solvencia y seguridad en más de 256.000 km, aunque en los últimos tiempos empezaba a sufrir de falta de fiabilidad, pero son cosas de la edad.

La foto es de la última excursión del pasado otoño. Hoy me voy con una nueva cabalgadura a disfrutar de un nuevo otoño. Nos vemos a la vuelta.


Saldes, Barcelona.
[EXIF]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies